LA ENERGÍA DE
* LA VANIDAD *

ENTRE LA EXIGENCIA Y LA EXCELENCIA

¿La exigencia es una actitud que merece ser alentada
en tanto mueve hacia la excelencia, o por el contrario,

sólo tortura a quien la padece y no conduce a la

excelencia que aspira a promover
?
 

 

«¡Yo soy muy exigente, conmigo mismo y con los de-
más...!»

Quien se expresa así suele hacerlo en un tono de orgullo
y satisfacción, como si estuviera diciendo implícitamente:
«Yo valoro la excelencia y ésa es mi meta, para mí mismo y
para con los demás...!»
Esto significa que le atribuye a la exigencia la cualidad
de ser el camino y la garantía de la excelencia.

La creencia sobre la que se apoya este tipo de afirmación
es: a) si realmente quiere lograr la excelencia, entonces
debe ser exigente.

Y también su contrapartida: b) si es exigente, entonces su
resultado será obtener excelencia.

Pero ¿es realmente así? ¿Es la exigencia un rasgo que me-
rece ser alentado en tanto actúa moviendo a la persona ha-
cia la excelencia, o, por el contrario, se trata de una actitud
inadecuada que tortura a quien la padece y no produce la
excelencia que aspira a promover?

 

 

Tipo de Personalidad Tres

Egos
© Iván Durán

Personas que se miden por el logro externo y los papeles que desempeñan. Pueden ser veraces, realizados y sinceros o convenencieros, competitivos y falsos.

Los Tres se identifican menos con los papeles de utilidad interpersonal y más con las imágenes del éxito y la productividad. Suelen esperar ser amados más que por lo que son, por lo que hacen. Están emocionalmente confundidos por una realización aparente que se opone a una auténtica realización de sus sí mismos internos de poca perfección. Los Tres menos sanos tienden a desconectar sus sentimientos más profundos en favor de las apariencias externas. Niegan sus imperfecciones y presentan una imagen pública que el mundo encontrará favorable. Esta imagen justamente es el reverso de quién los Tres en secreto temen podrían ser.

Los Tres en su mejor aspecto están genuinamente dotados y practican un credo de
excelencia y profesionalismo. Son excepcionalmente hábiles para establecer y cumplir metas y por regla general dominan muchas destrezas en el mundo. Aprenden rápido, forman buenos lideres y normalmente les va bien en ocupaciones socialmente establecidas como de alto perfil, donde el desempeño se mide por resultados. La mayoría son organizados, flexibles y laboriosos. Cuando sanos, por lo general conforman excelentes modelos a imitar y maestros talentosos de cualesquier habilidad que dominan. También pueden mostrar una capacidad a veces asombrosa para la toma de acción efectiva y eficiente. Son especialmente buenos en multi-tareas, haciendo muchas cosas a la vez.

Los Tres saludable pueden ser enérgicos y alegres, con un ojo positivo al futuro; seguros de sí mismos y abiertos a los desafíos. Sus acciones a menudo son gobernadas por un sentido del
honor y valoran la familia y la amistad además del trabajo. Los Tres a veces llegan a estas prioridades después de una lucha con la conveniencia moral y una búsqueda consciente de los valores significativos.

Máscaras - Mariana Aran

Cuando los Tres son menos sanos, su estrategia de ser exitosos y bien redondeados da paso a un deseo de parecer que lo son y así comienzan a cortar esquinas para sostener una imagen. Los Tres pueden caer rápidamente en las personificaciones y jugar un papel de sí mismos adoptando, como un camaleón, poses distintas para parecer sobresaliente en diferentes contextos. Comienzan a negar sus sentimientos personales y a identificarse cada vez más con una máscara. La mayoría de los Tres tienen un talón de Aquiles, un sentido de insuficiencia que compensan con el logro y la imitación.

Las relaciones íntimas pueden sufrir cuando los Tres desvían sus sentimientos por medio de la imagen de quienes deberían ser. Pueden presentar un personaje a los amigos o compañeros, ocultando un profundo sentido de defecto y, en cambio, ofrecer una máscara que sea del agrado de otros. La conveniencia y la eficacia se convierten en lo más importante y un Tres enfermo puede empezar a disfrutar el sentimiento del no-sentimiento. Pueden concebirse como maquinas de alto rendimiento cuyo propósito es correr de tarea en tarea, asegurando los resultados antes de llegar a la nueva línea de meta. No es raro para los Tres hablar con metáforas deportivas y creer que la vida es sólo un juego: un juego que se juega para ganar.

Para ganar, se espolean arduamente, convirtiéndose en una excesiva forma de ser hiperactivos y usando sus relaciones principalmente como trampolines para su beneficio profesional. Su, una vez sana flexibilidad, degenera en cálculo arrogante y estratagema amoral. Los Tres operan cómodamente en ocupaciones dónde la apariencia y la persuasión son importantes --relaciones públicas, ventas, publicistas— y a menudo se convierten ellos mismos en un artículo más a comercializar.

Para el Tres muy enfermo ganar se convierte en lo único que existe. Y su mascara de Tres puede eclipsar por completo su alma. Pueden ser amorales, Maquiavélicos, despiadados, mañosos y plagiarios. Empiezan a creerse sus propias mentiras y a entrampar a las personas sin conciencia alguna de ello. Su objetivo es mantener una ilusión de superioridad de la cual derivan un sentido vindicativo de triunfo. Quienquiera que en su vida haya sido deliberada y maliciosamente engañado ha sentido la picadura de esta actitud.

Centro: Sentimiento
Pasión: Vanidad, engaño
Fijación: Desasosiego
Visión de sí mismo: "Yo exitoso"
Estructura de temor (lo que evita): Fracaso
Estructura de deseo: Tener éxito, ser admirado
Trampa o justificación: Eficiencia
Otros descriptores: Necesidad de atención, orientación al logro, sofisticación, habilidad social, cultivo del atractivo sexual, manipulación de la imagen, orientación hacia los demás, pragmatismo, vigilancia activa, superficialidad.


 

Tomado de www.personarte.com

**** RECURSOS TERAPÉUTICOS ****

Investigar las creencias que provocan la Vanidad y chequear su veracidad-los tres asuntos

La búsqueda del reconocimiento y el aprecio

vanidad y chamanismo

INDAGACIÓN PERSONAL 

Si usted padece las consecuencias de la exigencia, lo invito
a que utilice estas reflexiones como una herramienta para ex-
plorar y transformar dicho estado.

Lo más importante es que usted sepa que dicha transforma-
ción es posible.

Los pasos de la tarea a realizar son chequear y mejorar la relación interior exigente-exigido; lo que cambia es la forma de cada personaje y la clase de relación que ambos establecen entre sí.


 

Realizar entonces esta indagación es, precisamente, descu-
brir qué forma adopta en usted ese vínculo.
A modo de reseña, la secuencia es:

a)  Descubrir cómo se exige ser y cómo se siente, en cambio.
«Yo me exijo ser...»

«Y, en cambio, me siento...»

b)  Observar, luego, de qué modo el aspecto exigente le exi-
ge al exigido ser como la meta.

c) Vivenciar, siendo el exigido, qué reacción le produce di-
cho trato.

d) Cotejar si la meta que el aspecto exigente tiene para el
exigido coincide, o no, con la que el exigido tiene para s
í mis-
mo. Si no coinciden es necesario dialogar sobre ese punto has-
ta que alcancen un acuerdo.

e)  Cuando ya tienen una meta común, el aspecto exigido
necesita descubrir cómo requiere ser tratado por el exigente
para sentirse verdaderamente ayudado a transformarse en la
direcci
ón de la meta que ambos desean.

f) Una vez que lo ha descubierto, es muy útil que encarne
el papel de asistente interior del aspecto exigido y ensaye y ex-
perimente esa nueva actitud, y que mientras lo hace esté aten-
to a todas sus reacciones emocionales.

g) Que observe luego el efecto que produce sobre el aspec-
to exigido el recibir dicho trato y haga todos los ajustes sucesi-
vos hasta que el aspecto exigido se sienta genuinamente ayu-
dado.

h) Cuando este estado ha sido efectivamente alcanzado, es
el momento de convertirse nuevamente en el aspecto exigente
original, desde ahí observar la nueva actitud asistencial puesta
en juego, descubrir las diferencias, y en el caso de desearlo,
comenzar la hermosa tarea de aprendizaje que significa trans-
formarse de exigente en asistente.


Ejercicio taoista para liberar el stress del corazón

 
 
 
 
El Eneagrama dinámico, de Tom Condon
Distinciones detalladas sobre el Tres

 
Publicadas en Enneagram Monthly, en el No. 143 de diciembre de 2007. Traducción de Samuel Parrales Farrugia y Fernando Uribe Saavedra, para la comunidad de estudio ENEAGRAMA 2001. Julio 21/2008.
 
SUBTIPOS
 
Los Tres Auto-conservación
 
Los Tres Autoconservación son excepcionalmente competentes, organizados y eficientes. Extraordinarios para descubrir la mejor estrategia para conseguir un trabajo bien hecho, para ir  de A a B lo mas rápida y eficazmente posible. Como esos atletas olímpicos tan centrados en sus metas que hacen de sus cuerpos máquinas de alto rendimiento. Es el subtipo y estilo de personalidad de atletas de élite como Michael Jordan, Tiger Wood o Lance Armstrong.

A menudo tienen una ética de trabajo prodigiosa. No tienen que poseer una fortuna, sino lo suficiente para como tengan definida la seguridad. Cuidar materialmente de su familia inmediata es una de sus principales prioridades y lo hacen mejor de lo que creen. Tienden a competir con ellos mismos, tratan de batir sus propios récords antes que los del vecino. Se preocupan por adquirir seguridad material como expediente para calmar sus ansiedades por la supervivencia. Pueden tener un modelo basado en la pobreza; quizás haber crecido pobres e inseguros.
 
Un Tres con este subtipo puede amasar millones y todavía abrigar un mórbido miedo a la bancarrota. Este subtipo tiene una fuerte conexión con el seis, expresado en preocupaciones sobre la seguridad y una pulsión compensatoria para superar la sensación de que su éxito es poco firme.
 
Algunos ven el mundo como un lugar muy rudo donde perro come perro. No pueden parar de trabajar; adictos a la actividad viven creando y asumiendo retos. Pueden usar drogas y alcohol para quitarse sus miedos de encima y están propensos a las crisis de salud de la mediana edad.

Los Tres Intimidad
(Sexuales en otros enfoques. N. de los Traductores) 
 
Encantadores, tienen sentido del humor sobre si mismos y son mentores extraordinarios.
 
Los Tres íntimos poco sanos son especialmente diestros en el uso de máscaras, eligiendo los roles que funcionen para obtener  provecho de los demás o para que las cosas se hagan. Conocen la diferencia entre lo que realmente son y lo que parecen ser. Están excepcionalmente sintonizados con esta diferencia  en los otros y son sensibles detectores de las debilidades humanas que todos tratamos de esconder detrás de roles y posturas.
 
 
Son especialmente propensos al juego de la persona que representa un personaje de sí mismo. Se enmascaran a sí mismos con una imagen de hombres o mujeres de mucho sex-apeal. Esa imagen está basada en los ideales de masculinidad-feminidad de la cultura o de su grupo social de referencia, o coincide con sus propias definiciones de pareja ideal.
 
Pueden ser impostores sexuales, simuladores de lo íntimo; incluso desnudos, no están desnudos. A veces el personaje que representa el Tres íntimo no está basado en manifestar atractivo sexual  sino que puede estarlo bajo otro criterio, como ser alguien muy "interesante" o muy "inteligente".

Quizás acudan a la cirugía plástica para mantener sus cuerpos atractivos y en forma. Los tres íntimos que necesitan ser vistos como atractivos esconden una parte de sí mismos; exactamente la contraria: un yo que se siente como cualquier cosa, excepto atractivo.
 
Si un tres íntimo está enganchado con mantenerse a la defensiva, sus relaciones podrían ser de corta duración. Puede reciclarse a través de muchas parejas, que va tirando por la borda cada vez que se estén acercando a la verdad. Algunos son manifiestamente exhibicionistas.
 
Los Tres sociales
 
Los tres sociales están, en general, orientados al estatus. Cuando sanos, suelen tener extraordinaria claridad sobre el valor real de los premios y las recompensas de la vida. Para su propio bien, especialmente conscientes de la vacuidad del éxito,  es normal que quieren más de la vida.
 
Excelentes para trabajar en medios de comunicación, utilizan su reputación y contactos sociales para servir los intereses humanitarios, por ejemplo, usando su poder y prestigio con fines caritativos. Poseen las cualidades del liderazgo, son buenos enseñando a grupos o a la cabeza de un equipo de trabajo. Recompensan e inspiran a aquellos que lideran y son generosos dando crédito.

Reconocen que sus propios logros en parte dependen de los esfuerzos de los demás. Son ejemplos naturales de aquello que enseñan y predican. Pueden exhibir una perfecta elegancia fusionando su sí mismo y su rol y, cosa peculiar, pueden estar en su mayor autenticidad con una máscara puesta.
A menudo se reinventan a sí mismos imitando conscientemente a otros que tengan el estatus social o económico que desean.
 
Menos sanos, pueden confundir su yo interno con las insignias, los honores y los iconos del mundo externo. Al medir su propio valor a través del dinero, la posición, los premios o los resultados, se esfuerzan por alcanzar los estándares de su grupo y tener las credenciales adecuadas.  
 
 
Están excepcionalmente preocupados por lo que la gente piense de ellos. Materialistas, quieren poseer las mejores marcas y se identifican con tales productos. Las posesiones adecuadas dan el estatus Tres. Propensos a la hipocresía, hacen negación de las cualidades o comportamientos que contradigan su autoimagen. Algunos llevan dobles vidas peligrosas, retando a la vez al mundo a descubrir sus secretos.
 
Pueden sabotearse a si mismos. Si nacieron pobres y se hicieron ricos, pueden hacer algo que los lleve al punto del que partieron, por ejemplo, cayendo en bancarrota o siendo pillados con falsas credenciales arruinando así su estatus y reputación.
 

 
Puntos de conexión
 
 
Tres con ala Dos
 
 
A menudo bastante gregarios y excelentes comunicadores. Esta ala brinda una cantidad de extroversión, de encanto natural y cualidades de liderazgo. Honorables y sinceros buscan el bien por los demás. Les permite soltar su propio interés para ser honestos y transparentes. A menudo son gente amble y genuina, con calidez de corazón, con actitud positiva, espontánea y afectuosidad natural. Si han tenido alguna cantidad de éxito mundano, son generosos en su apoyo y dirección de otros. Astutos negociadores y administradores eficientes.

Preocupados por parecer ideales a los ojos del otro, esto puede incluir a la familia y las amistades, tanto como el entorno de trabajo. Tienen un fuerte enfoque social porque necesitan mucha validación externa. Hay mucha conexión al Seis, pero sin su tendencia a cuestionar la autoridad y lo convencional.  
 
 
Capaces de pavonearse, y comportarse con ostentación, se autopromocionan sin vergüenza. Algunos son abiertamente competitivos, se deleitan ganando y creen ser mejores que los demás. Pueden desarrollar complejo de mesías, llegando a estar convencidos de ser perfectos modelos de la manera correcta de vivir. Pueden creer que están muy por delante de donde están realmente, y empezar a enseñar a los demás lo que les falta por aprender. Fácilmente se deslizan hacia la impersonalización, falsificando sus sentimientos hacia otros y pueden mentir artera e intencionalmente para obtener ventaja; el comportamiento de los estafadores y los sociópatas. Pueden ser excepcionalmente agresivos; ver a los demás como cosas bidimensionales.

Tres ala cuatro
 
Tienen la motivación y habilidad para trabajar en ellos mismos. Algunos consiguen que todo lo que se proponen se haga realidad y después se embarcan en caminos de análisis de si mismos, exploración artística o se ponen a enseñar.
 
También les gustan los retos pero son mas pensadores, intuitivos e idealistas. En general, son más introvertidos, algo más fríos y distantes en su presentación social.  Pueden tener un distintivo ramalazo romántico. Más irónicos que los Tres con ala Dos, tienden a ser entusiastas y pueden ser ingenuos.
 
Pueden carecer de sentido de humor sobre sí mismos y acusar a sus críticos de ser demasiado ordinarios para apreciarlos. Una calidad de mente superior que es en realidad una forma de vanidad. Confunden sus ambiciones asimilándolas a principios. 
 
Son menos obvios en la orientación a la imagen, pero siguen proyectando una vaga aunque implícita superioridad. Implícitamente competitivos tienden a competir primero con ellos mismos. En algunos Tres la expresión del ala Cuatro es crónica, con un matiz depresivo o un continuo sentido de insatisfacción con lo que tienen. En otros, la cuatreidad es episódica:  alguien que escucha música triste para liberar emociones, de pronto un científico con un interés secreto en lo oculto.
 
Autocompasivos, pueden sentirse como víctimas cuando fallan. Tienden a ser celosos en las relaciones. Quizás exageren sus logros y su unicidad; podrían creerse más talentosos de lo que son.

La conexión del Tres al Seis
 
Una conexión sana con el Seis, ayuda a los Tres a dejar caer las máscaras, admitir sus limitaciones  y correr el riesgo de ser vistos como de verdad son o estén. Las emociones genuinas del Tres suelen aparecer en escena ante el miedo, y esta emoción es una puerta a otros sentimientos suyos. Los hace comprometidos con propósitos más elevados que ser ganadores y exitosos. Desarrolla en ellos lealtad con la familia y los amigos; incrementa su espiritualidad. La ética adquiere importancia; emerge en ellos el coraje moral. Mantiene su fe y guarda su compromiso con los acuerdos, aun a riesgo de perder imagen. 
 
Esta conexión puede promover el idealismo  y el trabajo por el cambio social. Pero también puede surgir el miedo de revelar que hay detrás de su imagen, su talón de Aquiles, el chico inseguro que de otra manera tratara de disimular. Conecta con la ansiedad que alimenta en el Tres el deseo de enmascarar; con huirle a "la horrible verdad” sobre sí mismos. El síndrome del impostor.
 
Pueden ser nerviosamente ambivalentes sobre sus relaciones íntimas, incapaces de decidir o de comprometerse. Quieren elegir a la persona "correcta" basándose en criterios sociales; en el fondo temen que su antipático yo "real" sea desenmascarado. Pueden sobreidentificarse con jerarquías y tradiciones; entregar su poder a figuras de autoridad y representar papeles de chico bueno para conseguir aprobación con la dependencia.
 
A veces se produce la conexión al Seis de manera contrafóbica y se manifiesta como búsqueda constante de retos, para superar sus miedos interiores. Pueden tener miedo de parar porque intuyen una exhausta pereza debajo de su hiperactividad: la sombra del lado bajo del Nueve. Son propensos a la co-dependencia y las adicciones.

La conexión del Tres al Nueve
 
Brinda al Tres capacidad de autoobservarse así como ritmo más pausado de pensamiento y acción. Más receptividad a las personas en sus vidas; valoran su tiempo de ocio, en especial para gastarlo en familia y amigos. Ayuda al Tres a  salirse de sus roles, y relajarse en ser ellos mismos. La modestia sin pretensiones del Nueve está atente en el Tres.
 
Ganar deja de ser tan importante; el éxito puede ser visto como una ilusión; toman respiro de la carrera de ratas mundana. Emprenden nuevos proyectos porque son interesantes, porque benefician a los demás o por razones intuitivas que el Tres no puede explicar. Surge una amigable capacidad pacificadora y un bien intencionado deseo de hacer felices a familiares y amigos. Prefieren las relaciones equilibradas a la competencia con otros.
 
En su faceta negativa, esta conexión puede provocar una confusión como la del Nueve, en especial para la acción; pude perder el enfoque de los objetivos, enredarse en círculos haciendo lo erróneo a grandes velocidades. Aparece el hábito neurótico de alterar su sí mismo en el temor de que las condiciones ambientales puedan empeorar. Puede oscilar de la hiperactividad a la parálisis, o entrar en colapso, volviéndose indolente y procrastinador como Nueve. 
 
Entrar en carencia de motivación y dirección; llegar a la depresión pasiva, usar drogas o alcohol para alejarse dormido de sus sentimientos. Actitudes nihilistas tipo «Y eso, ¿para qué?»; anestesiado, la apatía es posible como en los Nueves. Pueden sentir una futilidad depresiva al intentar cualquier cosa.
 
Esta conexión es muy evidente cuando los Tres tienen crisis de mediana edad. La indiferencia emocional del Nueve refuerza la desconexión emocional del Tres.
 

 

A continuación presentamos una recopilación de afirmaciones descriptivas sobre este  enea-estilo. Se trata de un trabajo de recopilación de libros que hizo doña Carmenza Aristizábal, en 2002. Dice ella que son extraídas textualmente de los siguientes seis libros (ordenados por año de publicación del original): 

 


 

Riso, Don Richard. Tipos de Personalidad. El Eneagrama para descubrirse a uno mismo, Cuatro Vientos. Santiago de Chile, 1993 (de 1987, el original en inglés).

Riso, Don Richard. Comprendiendo El Eneagrama. Guía práctica Para Los Tipos De Personalidad. Cuatro Vientos. Santiago de Chile, 1994 (de 1990, el original en inglés).

Vollmar, Klausbernd. El secreto del Eneagrama, Un sistema que revela las claves de la personalidad,  Edaf. Madrid, 1998. (de 1993, el original en alemán).

Wagele, E. & Baron, R. El Eneagrama. Clave para las relaciones perfectas. Martínez Roca. Madrid, 1996 (de 1995, el original en inglés).

Pangrazzi, Arnaldo. El Enneagrama. Un viaje hacia la libertad. Sal Terrae. Santander, España,1997 (del mismo año el original en italiano).

Goldberg, Michael J. Eneagrama. Las nueve formas de trabajar. Arcano Books, Madrid, 2000 (de 1999, el original en inglés).


 


 

 

 

GENERALIDADES

MODO DE SER

Son incentivados, responsables, orientados a las metas, constantes, organizados, entusiastas

Son personas generalmente extrovertidas, enérgicas, vibrantes y con un ritmo de vida de alta velocidad

Son colaboradores pero competitivos; son jugadores de equipo pero aspirantes a superestrellas; son líderes pero se rebelan a la jerarquía burocrática, no son compasivos pero son justos; están abiertos a ideas nuevas pero les faltan creencias firmes

Sus objetivos son que los reconozcan como ganadores y temen ser tachados de perdedores,  desea ser afirmado, impresionar y distinguirse de los demás

Su virtud es la Verdad, la honradez, la sinceridad

Su pasión es el Engaño, la vanagloria o engreimiento exagerado o desordenado de sus propios logros

Evitan el fracaso, su mayor temor; fracasar significa perder la propia imagen e identidad

Sus mecanismos de defensa adoptan la identificación y lo hacen comparándose con sus papeles y logros en el campo académico, profesional o familiar

El engaño o la mentira es su pecado capital y puede manifestarse de las siguientes formas: orientación al éxito, manipulación, pragmatismo, atracción sexual o ambigüedad

Su tendencia a mentir no es una inclinación pervertida, sino que está dictada por una fantasía o imaginación

La pereza en el desarrollo interior propio, es también su vicio característico porque prefieren trabajar más en su envoltorio que en su verdadero sí mismo

El itinerario de crecimiento para alcanzar su virtud, la verdad, incluye ser transparentes, prestar más atención a los sentimientos, ser más conscientes de las máscaras que usa para manipular, no permitir que la eficacia sea el único criterio para valorar situaciones y afrontar con humildad el fracaso

Su órgano simbólico es el corazón siendo su preocupación constante la imagen y el prestigio

Su lenguaje no verbal es vivo, entusiasta y cautivador, utilizan los gestos y comportamientos adecuados para suscitar atención y ganarse la simpatía y confianza

Viven con frecuencia en medio de un desorden ordenado; acumulan muchas cosas de manera caótica que representan símbolos de metas alcanzadas prefiriendo los objetos ágiles y funcionales a los recargados y rebuscados

Relacionan al tiempo como algo que deben usar para conseguir sus objetivos; viven  en lucha contra el reloj porque a veces trabajan simultáneamente en proyectos diferentes y con tiempo limitado. Llenan su agenda  de compromisos imposibles de llevar a cabo

Visten en función de la imagen que desean dar y prefieren consultar al elegir la ropa; pasan con facilidad del vestir informal al tradicional o clásico

Son bien vestidos, con ganas de triunfar e imagen enérgica; mirada luminosa y animada con aires de hormiguitas afanadas o con aspecto de estar agotados por el exceso de trabajo

La vestimenta es algo más que ropa; ellos visten la imagen porque quieren que la gente se entere de lo que están haciendo bien, de que son personas de éxito y trabajadores

Su objeto es una agenda porque necesitan recordar sus múltiples compromisos y distribuir el tiempo de la manera más eficaz

Creen que la identidad depende de los logros y los éxitos materiales

Ven el mundo como una competición que no pueden ganar sin trabajo firme y deben parecer como triunfadores

Brillan en el centro del trabajo que es su hábitat natural

Incluso cuando van de vacaciones llevan trabajo para hacer más productivo su tiempo

Quieren tener montañas de logros y que la gente se fije en ellos por estos logros

Consideran la actividad como un antidepresivo natural y llevan adelante muchos proyectos simultáneamente, ansiosos de obtener logros que generen la admiración de los demás

Son también personas conscientes de su imagen y se esfuerzan mucho por presentar al mundo una imagen de ganadores carismáticos, el famoso winner del sueño americano.

Tienen tendencia a la acción; son pragmáticos y saben cómo funcionan las cosas y qué hace falta para que algo funcione

La vida y el trabajo son empresas competitivas y se requiere hacer lo que sea para alcanzar las metas propuestas soslayando los obstáculos que se presenten

Hablan a través de eslóganes y propagandas promocionándose a ellos mismos y a los demás que comparten su escala de valores

Valoran el reconocimiento público y para ello se vuelven seductores y carismáticos dentro de las áreas de interés

Dominan el arte de dejar buena impresión en las reuniones, siendo capaces de transmutarse en lo que determinada audiencia  puede admirar: EL camaleón

Tienen olfato para detectar lo que hace falta para seguir adelante

Todos son una especie de vendedores a quienes les gusta que les vendan cosas y venderse

Su “venta” constante resulta más agotadora que el duro trabajo que tienen que cumplir

Se sintonizan muy bien con  las reacciones que la gente tiene hacia ellos y pueden responder proyectando cualquier imagen que necesiten en el momento

Tienen la capacidad de hacer varias cosas y para ello no se preocupan por los problemas que no ven ni dan vueltas a las consideraciones a favor o en contra

Buscan maneras de mejorar lo presente y no los cambios radicales

Para ellos la imitación es la forma más sincera de adulación

Cuando cometen errores u ofenden no les importa compensar la próxima vez en el siguiente trato

 Se centran en las soluciones, no en los problemas; por ser experimentadores, por naturaleza creen que el fracaso enseña éxito y hacen pensamiento convergente: recordar qué funcionó para determinada situación

Inspiran profundamente a los demás porque están dispuestos a arriesgarse; su energía es contagiosa y motiva a los demás. Les viene de su idea santa o sana, LA ESPERANZA. Entusiasmar a alguien es darle Esperanza.

Rara vez tienen tiempo para respirar, evitan quedarse atascados pero no reflexionan sobre lo realizado ni cómo se sienten realmente, en todo lo que hacen.

Son personas tensas y con los nervios a flor de piel

Cuando las cosas van mal tienen una marcada tendencia a la depresión

Suelen perder de vista las motivaciones intrínsecas dejando aparcadas sus emociones desordenadas que podrían distraerlos

Tienen un Capataz Interior el cual les ordena que su identidad depende de producir continuamente y llegan a creer que tienen capacidades superiores a los seres humanos mortales. De allí su visión de sí mismos: Yo hago cosas.

Les acosa una desesperación profunda, cuando fracasan. Se creen indignos

Su ética es casuística porque al estar centrados en objetivos más que en medios se rigen por el pragmatismo

Existe una profunda escisión entre quienes parecen ser y lo que son, entre la imagen que proyectan y la realidad que hay detrás

Se les relaciona, cuando sanos, con el águila como animal y con Estados Unidos como nación por su poderío, pragmatismo, eficacia, energía y apertura al futuro. Malsanos, con el pavo de patio que pretende ser pavo real.

 

 

ORÍGENES

Se identificaron positivamente con su madre o su sustituto materno quien los colmaba de atenciones y hacía sentir superiores

Recuerdan una infancia en la que sus padres valoraban los logros por encima de todo lo demás y de los sentimientos

Sus padres los alababan por los logros pero no mostraban interés en ayudarles a superar obstáculos emocionales

Los niños decidieron trabajar más duro y más tiempo haciendo actividades extracurriculares demostrando de diversas formas lo que valían

Percibían sus funciones de sentimientos como inmovilizadas e improvisaron la solución refugiándose en la productividad

Aprendieron  a relacionarse con la gente no estimulados en forma realista sino buscando la admiración que tanto su madre les dio

La afirmación de valor llegó sin esfuerzo y por ello no aprendieron  a verse limitados de ningún modo y tienen expectativas grandiosas de ellos mismos

Llegan lejos pero también quedan expuestos a frustraciones que les crea la realidad

Tratan de afirmarse de diferentes maneras: unos lo hacen en el plano académico esforzándose por conseguir un titulo; otros a nivel físico formando parte de un equipo; otros a nivel familiar esforzándose en proyectar la imagen de una familia fantástica, otros a nivel profesional demostrando que saben hacer bien las cosas


 

MODO DE RELACIONARSE


 

Pueden tirar por la borda los compromisos o las personas que no tienen importancia para sus metas

No sienten la necesidad de hacer amigos íntimos, lo que les importa es que se les respete por su competencia y habilidad y de igual manera harán lo mismo con los demás

No  conduce a ninguna parte hablar con ellos de sentimientos y cuestiones personales

No tienen paciencia con la gente poco dispuesta a hacer tratos; la inercia es esencial

Son intensamente egocéntricos con una limitada capacidad de empatizar con los sentimientos o necesidades de los otros y por ello tienen poca capacidad de amar o establecer relaciones duraderas y mutuamente satisfactorias

Entran en competencia con las mismas personas de quienes desean admiración

Alardean como si los demás fueran un público adorador dispuesto a aplaudir sus jugadas y si no lo hacen los descalifican o humillan, preferiblemente en público.

A veces añaden ofensa al daño exigiendo que las personas los admiren aun cuando son despectivos de quienes esperan admiración

Prefieren las relaciones superficiales basadas en el trabajo o en el ocio

Cuando las relaciones se convierten en exigentes prescinden de ellas

Evitan perseguir a alguien cuando calculan que la probabilidad de fracaso es elevada

Se mantienen  siempre a la moda con relación al sexo; en la cama son capaces de ofrecer cualquier cosa que se pueda desear y se ajustan a la pareja con velocidad sorprendente

En el plano sexual son capaces de hechizar a su pareja más allá de todo límite

Son cautos y prudentes a la hora de revelar sus sentimientos pues temen que al hacerlo se vea como un signo de debilidad que puede dañar su imagen y ser utilizado en su contra; prefieren administrar sus emociones en privado

Los demás se sienten irritados por que ellos prefieren la actividad y descuidan las relaciones y la intimidad

Muy comúnmente las mujeres Tres eligirán hombres 1 o 9; bastante común a los tipo 5 o 7;  poco común a los 6 o 8; y nada común a los 2,3 o 4

Muy comúnmente los hombres Tres eligirán mujeres 1 o 2 ; bastante común a las tipo 4,6 o 9;  poco común a las tipo 7; y nada común a las 3,5 o 8

Gustan de los Uno porque consiguen hacer las cosas bien, saben presentarse, perfeccionan sus aptitudes, persiguen con decisión sus ideales y son realistas pero su nerviosismo sube la tensión, censuran, son parcos en elogios, pocas veces perdonan y no olvidan nunca una transgresión y creen ser mejores.

 

De los Dos dicen que se adelantan a sus deseos, dedican grandes dosis de atención, son divertidos, causan buena impresión y saben desenvolverse en cualquier ambiente social pero por otro lado ponen morros cuando no se comportan como esperan, se suben a la parra por naderías, tratan de manipular y exigen demasiada atención

De ellos mismos piensan que son productivos, entienden la necesidad de trabajar asiduamente, coinciden en la importancia del aspecto, comparten actividades físicas y son aficionados a reuniones pero les disgusta que por trabajar mucho se mantienen agotados y estresados, no dedican tiempo a lo personal o familiar, no comunican fácilmente los sentimientos, se encierran en ellos mismos y son muy competitivos

Les gusta de los Cuatro porque aprecian y estimulan los talentos, tienen gustos refinados y elegantes, son cálidos, son divertidos y expresivos y ayudan a combatir el individualismo pero los desorientan con sus cambios de humor, se alejan sin previo aviso, son un pozo sin fondo de exigencias emocionales, critican la superficialidad y les crean  situaciones violentas al verlos vestidos de maneras anticonvencionales

Dicen los Cinco son amables, interesados por sus proyectos, ingeniosos, y comparten las profundas reservas de conocimiento pero a menudo les falta sentido práctico, se encierran en ellos mismos, no prestan suficiente atención al aspecto y son muy reservados e insociables

A los Seis los consideran conscientes y responsables, con cerebro interesante y buen humor, valoran el trabajo y los logros, leales pero echan la culpa de sus problemas a otros, se toman el más pequeño desaire como un rechazo total, ofenden y se dan aires de superioridad y son muy pesimistas y angustiados

Los Siete por su lado son catalogados como positivos, vitales y alegres, les interesa muchas cosas que los mantiene  ocupados mientras ellos siguen trabajando, son enérgicos y abundan en sorpresas divertidas pero no suelen ser muy cumplidores, no son ordenados, cambian de opinión, se descuelgan de sus obligaciones, humillan con comentarios recios y parecen sentirse superiores

Les gusta de los Ocho que demuestran seguridad, son enérgicos, estimulan  la sinceridad y la franqueza, dan ejemplo de no preocuparse por las apariencias y son leales, generosos y amables pero acusan a los Tres de ser superficiales. Son posesivos y absorbentes y dados a cavilaciones, utilizan lenguaje escandaloso ofensivo o grosero y estallan en accesos de cólera

Por último opinan que los Nueve los comprenden, ejercen influencias calmantes, escuchan y apoyan, siguen la corriente, no juzgan y admiran los logros alcanzados pero son lentos y no les pueden seguir su ritmo, gustan de aplazar tareas y eventos, nunca dicen  lo que quieren y siempre están dudando


 

 

 

MODO DE TRABAJAR


 

Practican instintivamente la gestión por objetivos diseñando y encontrando soluciones, teniendo a la vista las metas deseadas. Miden los logros haciendo comparaciones

Pillan al vuelo las oportunidades, descubren estrategias o metodologías eficaces para la consecución de objetivos

Cuentan con confianza en sí mismos, son motivados, ambiciosos y prácticos

Son los mejores a la hora de establecer metas claras, de asignar responsabilidades y de hacer que la gente las cumpla

Se centran en la tarea que los ocupa, siendo personas comprometidas con las metas y ágilmente se desempeñan.

En sus tareas no arrastran demasiado exceso de equipaje; su trabajo es sencillo, directo y rápido: lo único que quieren es ganar

Prefieren la variedad más que el cuidado de los detalles, la productividad más que la elaboración teórica, el resultado a la imaginación y la creatividad más que la seguridad vinculada a fórmulas conocidas, aunque las exigen frente a algo nuevo.

Trabajan deprisa dejando atrás a sus compañeros

Reaccionan bien a planteamientos orientados hacia los resultados y hacia los análisis de costos y beneficios

Les gusta ser responsables pero necesitan en gran medida que el juego tenga reglas y un sistema de puntuaciones para saber qué tal lo están haciendo

Se les debe reconocer siempre sus ascensos, la fama, la llave del baño para ejecutivos y la reputación envidiable de prestar un servicio asombroso de saber gestionar con calidad total

Las puntuaciones del juego las llevan en beneficios, sueldos, incentivos, cotización de acciones y capital

Se refugian en la productividad olvidando su corazón y no se dan cuenta que el sistema los manipula

Su modo de liderar es por el ejemplo destacado, autocrático a veces; el sistema de liderazgo preferido es la meritocracia sin ser la originalidad el punto fuerte

Anima a los demás para conducirlos al éxito; tienen muchas posibilidades de convertirse en modelos evidentes para los demás y saben crear equipos y hacerlos funcionar

Apela a la cuenta de resultados, la eficiencia y eficacia, la imagen y a superar la competencia

La seguridad económica prevalece sobre lo demás

Opinan que el trabajo duro y el éxito reciben su recompensa; creen en la supervivencia de los que trabajan duro

Son unos vendedores maestros cuyo artículo fundamental son ellos mismos

Saben abandonar o ajustar los planes más amplios cuando cambia el mercado o el cliente

Siempre tienen presente al mercado sea minorista, público extenso o el jefe al fondo del pasillo porque es precisamente el mercado el que les indica las consecuencias de sus actos

A veces se atribuyen el trabajo de otros con tal de impresionar

En general marcan metas difíciles pero posibles y asumen riesgos moderados pero no excesivos, prefieren recibir valoraciones concretas de sus rendimientos

No les apasionan las reuniones en las que se debe presentar un consenso para seguir adelante ni presentar informes detallados para pasar a la acción

Los premios tales como “el mejor vendedor”, “el empleado del mes”, “el club del millón de dólares” se inventaron para los Tres

Tienen una tendencia natural a tomar atajos sabiendo arreglar ciertas cosas improvisadamente de tal modo que no se note o de lo contrario cambian las reglas

Así como inspiran a los equipos de trabajo también pueden ejercer un efecto desestabilizador y desmoralizador por lo que llegan antes que sus compañeros

Son esencialmente técnicos que buscan una técnica precisa que puedan convertir en una fórmula para su éxito

Generalmente no son verdaderos líderes porque no tienen ninguna visión personal, poseen pocos valores genuinos y no sienten una verdadera preocupación por los demás

Sin embargo por su prestigio son atraídos a posiciones de liderazgo y el resultado es que dirigen por seguimiento diciendo a la gente lo que desean oír en lugar de lo que necesitan hacer


 

AFINIDADES PROFESIONALES


 

Pueden encontrarse en todas las profesiones y en diversos lugares desde la MBA a agentes secretos de la Casa Blanca, desde figuras deportivas a políticos, desde artistas a reporteros. Difícilmente en la investigación y las ocupaciones solitarias o sin reflector.

Se realizan verdaderamente en aquellas profesiones que les permiten ejercer sus talentos comunicativos, sus dotes organizativas y su atención a la imagen y al éxito como por ejemplo las que tienen que ver con la comunicación, de la publicidad y el espectáculo, en el comercio, la política, la empresa, la oratoria, la enseñanza y la administración

Su radio de influencia abarca el mundo de los medios de comunicación social, el deporte y los negocios

Aprenden por prueba y error; no les interesa gran cosa la teoría a no ser que esté llena de normas sencillas para poderlas poner en práctica fácilmente

Harán lo que se les quiere enseñar antes de que se haya terminado de dar la lección

Las lecciones, entonces, deben avanzar constantemente y ser prácticas


 

INTEGRACIÓN: EL 6, PUNTO  DE ALTO RENDIMIETNO


 

Constructores de equipos de trabajo, organizaciones y comunidades; aprenden a ser más colaboradores

Debidamente estratégicos y cautos

Empiezan a reflexionar sobre lo que hacen

Los Seis son la quilla de la lancha fuera de borda de los Tres, aportando estabilidad debajo de la superficie

Crean grupos de afinidad y le  reducen a  la competividad

Confían y tienen fe en ellos mismos y en los demás

Aprenden a confiar en los resultados de las fuerzas, de las personas y de los sistemas ajenos

Se vuelven responsables de manera proporcionada

Empiezan a mostrar a la gente lo subdesarrollados que son y como descubren  que aún así son aceptados, les motiva el querer crecer o integrarse

Emplean más tiempo en fomentar las relaciones con la familia y los amigos

Se permiten la experiencia de enamorarse de alguien superior a ellos, y la relación podrá perdurar porque ya no compiten con el otro

Utilizan sus talentos para afirmar al valor de los demás antes que el de ellos

Desarrollan su conciencia reconociendo que hay límites a su conducta y límites a lo que pueden esperar de sí mismos, de los demás y de la vida

Dentro de la dimensión negativa que también existe en relación con el punto Seis, puede suceder que se vuelvan ansiosos y timoratos a la hora de tomar decisiones y teman el rechazo

 

DESINTEGRACION : EL 9, PUNTO DE TENSIÓN


 

Pierden su concentración, se confunden en los detalles menores de una presentación y se quedan paralizados intentando abarcar diversos puntos de vista

Abrumados, distraídos, se les funden los plomos

Están fuera de contacto con sus sentimientos tornándose todo irreal incluyendo los horribles actos que puedan realizar contra los demás

No están distraídos sino “muertos”, abatidos, sin energía o interés en nada, ni siquiera en ellos mismos

Se evidencia la magnitud de su verdadera auto-alienación pudiendo engordar y sumirse en estados vegetativos

Empiezan a vivenciar momentos de angustia y posteriormente pueden deteriorarse hacia múltiples personalidades fragmentadas

Dentro de la dimensión positiva, aflojan el ritmo y se toman tiempo para descansar y se hacen más receptivos


 

 

 

ALAS


 

4, PUNTO DE SOMBRA

Pueden ser personas calladas, bastante reservados, de gestos apagados y tener intereses artísticos y sensibilidad estética

La sensibilidad artística estará al servicio de la personalidad más que al de la creatividad en sí; se focalizarán en objetos estéticos antes que en personas

Cuentan con intuición; se autopercatan y se permiten conocer su vida emocional

Son por lo general físicamente menos atractivos, la inteligencia se enfatiza en su autoimagen y tratos sociales

Se mezclan los sentimientos narcisistas de superioridad y arrogancia con los de exención y autoindulgencia para convertirse en farsantes sutiles pero farsantes

Pueden entrar en períodos de depresión aunque sus autoacusaciones serán relativamente breves

Pueden ser autodestructivos y suicidas si se ven frustrados constantemente por la realidad


 

 

2, PUNTO ALIADO


 

Se asientan al ser sensibles a los demás

Dejan de ser capataces tristes y sin sentido y empiezan a trabajar con el corazón dado que reconocen el trabajo al servicio de los demás

Cuentan con extraordinarias habilidades sociales gustándoles estar entre la gente y sobre todo con los más atractivos físicamente

Pueden ser cantantes, actores o modelos

Son posesivos y engreídos; se sienten con derechos y son manipuladores

Se tornan maliciosos y sicópatamente destructivos

Desean una relación envidiable con su cónyuge y que éste sea el gancho sexual y socialmente deseable para que los refleje bien

Igualmente desean que sus hijos, sus casas, pasatiempos, lugares de veraneo y otros valores de su vida sean extensiones narcisistas de sí mismos

Se les despierta la calidez y sentimientos positivos hacia la gente; desean recibir atención y ser queridos


 

LOS TRES SANOS


 

Auto-aceptados. Guiados por normas propias que trascienden el deseo de ser afirmados por los demás, mediante lograr su admiración, y se aceptan tal como son

Se esfuerzan por adquirir las cualidades y destrezas que parecen personificar

Son sobresalientes, estrellas de la naturaleza humana admirados y respetados por los demás

Poseen una dosis justa de alta autoestima

Modestos y directos respecto a sí mismos

Genuinos y auténticos. No son ni más ni menos de lo  que aparentan ser

Valoran a los demás antes que verlos como cifras para ser explotadas para su propia glorificación

La seguridad en sí mismos y sus sentimientos de deseabilidad hacen que sean extremadamente atractivos y pueden ser también atléticos o dotados de cualidades físicas sobresalientes

Destinan tiempo y energía a desarrollarse siendo ambiciosos y deseosos de perfeccionarse en forma académica, física, cultural, profesional e intelectualmente, y en cada uno de estas formas pueden convertirse en modelos dignos de copiar

Son capaces de motivar a que otra gente se desarrolle (si son excelentes bailarines serán profesores de baile, si son físicoculturistas ayudarán en un gimnasio, si han ganado mucho dinero en la bolsa ayudarán a los demás a ingresar al mercado)

Simpáticos, vivaces, energéticos, joviales y traviesos


 

 

 

LOS TRES PROMEDIO


 

 

Intensamente competitivos por todas las formas de éxito y prestigio creando rivalidades, convirtiendo todo en un torneo

Pragmáticos y calculadores siendo capaces de cambiar su imagen para obtener lo que desean alardeando  o “inflándose” para provocar admiración

Construyen su identidad en torno a su autoconsideración cada vez más inflada, estando más enamorados de esa imagen que de sí mismos

Al ser narcisistas se interesan por ellos mismos y por los demás sólo en la medida en que los ponderan o les sirven para sus objetivos

Son arrogantes, presumidos y altamente impresionados consigo mismos

El sentirse superiores les asegura el no rechazo, y si acaso llegan a ser rechazados no se molestan porque sienten que “esos” son gente inferior que no cuenta y les tiene envidia.

Se ven fríamente reservados, pero no están realmente seguros de sí mismos

No pueden vivir con la gente, ni sin ella, porque son hostiles hacia las personas de las cuales dependen y porque no son “nadie” sin la atención de los demás

En lugar de ser seres superiores están vacíos; impresionan porque su envase ha sido diseñado para ello y saben pulsar los botones necesarios para lograr admiración

Se convierten  en ídolos de ellos mismos y si esto no sucede no son dioses sino demonios

Se interesan en lo que tienen o hacen no porque lo disfruten sino porque los hace sentirse superiores a otra persona

Son profesionales de carrera planeando jugadas dentro de la misma para avanzar como sea  posible (se suben al carro rápido aun cuando ello signifique sacrificar matrimonio, familia o amigos)

Les importa contar con un título o una profesión de prestigio porque esto refuerza su identidad

Son escaladores sociales para quienes es crítico tener los amigos y compañeros adecuados; siempre frecuentan gente que aumente su lustre social

Son promotores de símbolos de status creando nuevos valores sociales

La exclusividad es un aditamento esencial en la competitividad y se convierten en árbitros de quién está “in” o “out”

Se convierten en seres deseados como mercancías más que como seres humanos genuinos

Hay un elemento de falsedad en ellos y son cada vez más difíciles de identificar asumiendo la imagen una realidad propia una vez aceptada por los demás como deseable

Se convierten en camaleones dependiendo de la jerga y haciendo resaltar el estilo sobre la sustancia

Extremadamente suaves o relamidos, capaces de actuar a la perfección cualquier rol que estén representando

No tienen sentimientos genuinos, ni opiniones personales sostenidas con profundidad, ni idiosincrasia, ni pasión, bajo esa superficie suavemente pulida

Son como máquinas perfectamente diseñadas que funcionan como se espera y que por tanto siguen teniendo demanda

Temen la intimidad y no tienen emociones fuertes que los amarre a alguien; después de haber hecho una conquista dejan botada a la persona una vez reciben el refuerzo narcisista que buscaban, o les gusta frustrar a quienes intentan acercarse

Se sobrevenden haciendo afirmaciones extraordinarias de ellos mismos; su propaganda comercial es muy convincente

Asumen poses, exhibiendo una actitud como una forma de ser exclusivos y de llamar la atención

Son típicas las demostraciones sexuales hipermascuilinas o hiperfemeninas (el ser un semental  o una reina de belleza)

Se tornan arrogantemente complacientes y no se esfuerzan por metas reales y se dejan llevar por la vida confiando en su atractivo sexual y en su encanto

Exageran sus logros a extremos ridículos

Entre más narcisistas son, más se exponen a sentirse menospreciados por los demás y se tornan despreciativos y sarcásticos descalificando a la gente; su sonrisa arrogante lo dice todo


 

 

 

LOS TRES MALSANOS


 

 

Explotan a los demás para poder mantener lo que ha llegado a ser una superioridad espuria

Son extremadamente insinceros si están en peligro de perder en la competencia

Son mentirosos patológicos; mienten aun cuando nada significativo dependa de ello, haciendo que las mentiras exitosas demuestren su superioridad y la estupidez de los demás

Están muy dispuestos a ser deshonestos para obtener lo que necesitan

Mienten, plagian; están decididos a no ser perdedores no importando quién deba pagar el precio de su éxito

Se ponen muy celosos e intentan arruinar a los demás para lograr el triunfo de superioridad narcisista requerida

Tienen  un problema con la hostilidad que se manifiesta como malicia vengativa hacia cualquier persona que sea más exitosa que ellos

Descalifican a los demás o los sabotean o traicionan, haciendo que el resto de las personas cedan ante ellos o los eviten en lo posible

Pueden volverse muy agresivos si no consiguen la admiración ilimitada que buscan

Sólo conservarán una relación mientras obtengan lo que desean y abandonarán lo que sea innecesario, y en lo que ellos respecta pareciera que nada ha ocurrido (son como los tiburones que recorren su ambiente matando a sangre fría y siguiendo en movimiento)

Solapados y falsos, apuñalan por la espalda sin pensarlo dos veces; difunden falsos rumores, no guardan secretos y hacen que la gente pelee; sabotean lo que la gente ha trabajado e hieren a los que aman porque el ver su caída les provoca placer

Caen al nivel inhumano del sicópata actuando sus fantasías más crueles de venganza

Además de crímenes como asalto, vandalismo y sabotaje, pueden ser capaces de asesinar

La furia muy comúnmente se ve dirigida hacia su madre o sustituto o el sexo femenino si hablamos de sicópatas varones, y sus actos son violaciones, torturas y mutilaciones sexuales

Les gusta que sus víctimas sepan  quién las victimó dada su necesidad de atención y afirmación, y la condena y notoriedad pública les brindan todavía más la oportunidad de ser temidos y confirmar que todavía existen